FAQ

Desde 2010, la presentación de las gamas A-DERMA ha cambiado. Esta nueva segmentación con nuevas formas de frascos bien diferenciadas según el universo A-DERMA, permite a nuestros consumidores identificar más fácilmente los productos: cuidados tratantes, familia, mujer:

  • Las gamas rosas, con envases con curvas elegantes, femeninas, bien redondeadas, dirigidas a las mujeres con la piel frágil y delicada.
  • Las gamas verdes, los cuidados tratantes, representados con envases rectos y derechos, indicados para las pieles con tendencia atópica o muy secas y para las pieles irritadas.
  • Y, las gamas familia: con curvas redondeadas, suaves y dirigidas a las pieles frágiles y delicadas de los bebés, de los recién nacidos y para todas las necesidades diarias de la familia.

No, nuestros productos no contienen ninguna sustancia de origen animal. Le recordamos que la fórmula exhaustiva aparece sobre todos los acondicionamientos, conforme a la legislación en vigor.

La reglamentación cosmética europea (directiva 76/768/CEE revisada el 11 de marzo 2003) impone a los fabricantes utilizar obligatoriamente los métodos alternativos disponibles para probar las nuevas materias primas cosméticas y los productos acabados.

Conscientes de esta necesidad, paramos desde hace muchos años cualquier test sobre animales para evaluar la seguridad de nuestros productos cosméticos en el momento de su desarrollo y elaboramos un programa que se concretizó con las siguientes acciones:

  • Desarrollo de tests de sustitución sobre cultivos celulares en nuestro propio laboratorio de cultivo de piel.
  • Implementación de varios métodos disponibles en el mercado y la participación activa en programas de validación llevados a cabo por los organismos oficiales franceses y europeos.

En la práctica, para probar nuestros productos y asegurar a los consumidores la seguridad indispensable que debe garantizar cualquier producto cosmético, nos apoyamos primero en los datos existentes referente a la inocuidad de las materias primas utilizadas.

La tolerancia de nuestros productos acabados se verifica mediante la aplicación de métodos alternativos (métodos in vitro) y pruebas de tolerancia clínica en voluntarios sanos, respetando las leyes sobre la protección de las personas que se prestan a investigaciones biomédicas, y se complementan con tests de uso y tests de eficacia.

Por último, realizamos en cada lote de materias primas entregado en nuestras fábricas, controles físico-químicos y bacteriológicos muy avanzados, para verificar la identidad, la pureza y la calidad de los ingredientes que entran en nuestras fórmulas.

Este tipo de controles se realiza también sobre cada lote de productos acabados, permitiéndonos prevenir cualquier riesgo de error de fabricación.

La operación tarjeta de fidelidad A-Derma finalizó en diciembre 2010. Para cualquier información complementaria, diríjase a nuestro Departamento Consumidoras directamente.

Nuestros productos están fabricados y controlados según las normas más estrictas, que se inscriben en la línea de las exigencias farmacéuticas del Grupo Pierre Fabre.

Todas las fórmulas de nuestros Laboratorios están elaboradas respetando al máximo las legislaciones en vigor y se utilizan con excelentes resultados de eficacia y de tolerancia y, para algunas de ellas, sobre pieles hipersensibles o atópicas.

Queremos precisar que las sustancias utilizadas por los Laboratorios Pierre Fabre Dermo-Cosmética forman parte de la lista de las sustancias autorizadas por la legislación en vigor sobre los productos cosméticos.

Antes de estar en el mercado, cada producto cosmético es objeto de un expediente de seguridad y somos como fabricante, responsables de su puesta en el mercado y estamos obligados a garantizar la seguridad del producto. En respuesta a su pregunta sobre los parabenos, rogamos tomen conocimiento del extracto del boletín Vigilancias n° 30 de la AFSSAPS (Agencia francesa de seguridad sanitaria de los productos de la salud) que se puede consultar en la página web: http://afssaps.sante.fr/htm/5/indbvigi.htm

Como podrá comprobar, la AFSSAPS ha confirmado que el empleo de los principales èteres de parabenos más comúnmente utilizados en cosmética, no presentaba ningún riesgo.

Los parabenos constituyen una familia y únicamente utilizamos los que han demostrado su inocuidad.

No obstante, seguimos de muy cerca la evolución de los conocimientos sobre estas sustancias y tomamos evidentemente precauciones específicas cuando los proponemos para niños pequeños.

Así, estamos implicados en los grupos de trabajo de la FEBEA quién examina de nuevo los márgenes de seguridad para los productos bebé con el fin de realizar recomendaciones a la AFSSAPS.

¿Porqué se encuentran todavía parabenos en nuestros productos?

Los parabenos son buenos conservantes, ampliamente utilizados desde hace decenios en varios sectores de actividad: la industria cosmética, pero también farmacéutica y alimenticia.

Disponemos de datos toxicológicos completos, que se vuelven a actualizar al mismo tiempo que los progresos de la ciencia sobre las evaluaciones de los productos químicos.

Disponemos, por lo tanto, de un buen conocimiento de estas sustancias, que nos permite utilizarlas en total seguridad.

¿Vamos a suprimir los parabenos de nuestros productos?

Los riesgos sobre la salud relacionados con una posible contaminación bacteriana son bastante más importantes que los que están relacionados con el empleo de conservantes como los parabenos y no podemos considerar seriamente su eliminación pura y simple.

Esto está ampliamente reconocido por la comunidad científica internacional.

No obstante, aunque los parabenos que utilizamos han demostrado su inocuidad, tenemos en cuenta la opinión pública referente a esta familia de conservantes buscando activamente soluciones alternativas. Estas soluciones deben ser al menos tan eficaces en su función de conservación, permitiendo un alto nivel de seguridad. Nos dirigimos en prioridad a los productos bebés y niños así como a las mujeres embarazadas.

Referente al fenoxietanol, este conservante pertenece a una familia química ampliamente criticada: los éteres de glicol.

Sin embargo, dentro de esta familia compuesta por un centenar de moléculas, algunas se sabe que tienen propiedades cancerígenas, mientras que otras no tienen, como por ejemplo el fenoxietanol (molécula que no está clasificada en el IARC = International Agency for Research in Cancer).

El CSHPF (Consejo Superior de Higiene Pública en Francia), junto con la AFSSAPS, recomienda la prohibición de 7 éteres de glicol por sus efectos tóxicos sobre la reproducción. Se pueden encontrar otros y con una concentración débil en los productos cosméticos declarados sin riesgos por la AFSSAPS de acuerdo a la reglamentación cosmética (por ejemplo del fenoxietanol).

Como consecuencia, la concentración máxima autorizada en los productos cosméticos para el fenoxietanol está limitada a 1% (AFSSAPS - Comité de coordinación de vigilancia de productos de salud balance 2003).

Finalmente, para más información sobre los éteres de glicol, le invitamos a leer « Éteres de glicol – nuevos datos toxicológicos - edición INSERM – 2006 ».