Tratamiento del acné: ¿cómo calmar la piel irritada?

?AD_HYDRATING_WOMAN-FACE-HANDS_LARGE_2021?
Contenido

Tratamiento del acné: ¿cómo calmar la piel irritada?

Cuando el acné persiste y se manifiesta de forma moderada a grave, se hacen necesarios los tratamientos recetados. Siga la guía para limitar el impacto en la piel.
¡Los grandes males requieren grandes remedios! Pero a veces estos remedios también tienen consecuencias. En el caso de los tratamientos médicos recetados para el acné moderado o grave, la otra cara de la moneda (el sufrimiento de la piel) nunca está lejos.
El tratamiento médico de referencia es aclamado por su acción sobre las glándulas sebáceas, reduciendo su tamaño y actividad, y por tanto la cantidad de sebo que segregan. Este medicamento también tiene sus inconvenientes: es muy exfoliante y suele dejar la piel debilitada, irritada, más seca y con rojeces. Por eso se receta en casos graves. 
 

Una rutina de belleza adaptada

Por lo tanto, para continuar el tratamiento en las mejores condiciones, ¡adopte buenos hábitos desde el principio! Se recomienda empezar con un desmaquillante suave: un desmaquillante en formato agua o loción apto para pieles con tendencia acneica, que elimine las impurezas de la piel sin dañarla. Algunos productos desmaquillan y limpian el rostro sin resecar la piel. Quienes prefieren los productos con aclarado pueden optar por un limpiador facial. Debemos asegurarnos siempre de que sea muy suave, como un gel espumoso adaptado a este tipo de pieles frágiles, para eliminar los últimos restos que obstruyen los poros.
Una rutina que llevará unos pocos minutos cada mañana y cada noche, y que también cuidará de la piel. Una vez que la piel está libre de impurezas, volverá a respirar y se beneficiará más del tratamiento aplicado a continuación.

Reequilibrar en profundidad

Este es el segundo paso esencial de la rutina: aplicar un producto compensador para reequilibrar la piel debilitada.
Una crema hidratante no comedogénica calma la piel, la hidrata y compensa los efectos de los tratamientos secantes. Resultado: la piel vuelve a estar cómoda y flexible. Optar por cremas con una textura nutritiva pero no grasa que dejen un velo protector satinado sin un acabado graso o pegajoso. ¡Un auténtico baño de confort! Estas texturas están formuladas especialmente para facilitar la aplicación del maquillaje.

Evitar la exfoliación demasiado agresiva

Para evitar que la descamación de la piel se convierta en una pesadilla, es mejor olvidarse de los exfoliantes demasiado agresivos durante el tratamiento.
Por otro lado, son bienvenidas las mascarillas hidratantes y purificantes, que deben aplicarse en una capa gruesa y dejarlas actuar durante varios minutos para favorecer la reparación epidérmica. 
 En general, cuando se toma medicación contra el acné, todo el cuerpo sufre de sequedad cutánea y necesita cuidados. Bálsamo labial, crema corporal... No dude en hidratarse generosamente para que su piel recupere la flexibilidad y el confort. El cuero cabelludo tampoco se libra de la sequedad inducida por el tratamiento. Se recomienda utilizar un champú suave.

Los productos adecuados para el cuidado de la piel

Crema facial hidratante compensadora

Phys-AC HYDRA

Crema facial hidratante compensadora

Calma - Hidrata - Compensa los efectos de los tratamientos secantes

Best Seller
Gel espumoso purificante

Phys-AC

Gel espumoso purificante

Limpia - Purifica - Reduce el exceso de sebo

AD_WEBSITE_PICTO_BLOC-PUSH-ARTICLE_2021

Más información

Más consejos para la piel con tendencia acneica
 

AD_WEBSITE_ PDP_OAT_BLOC_2021 577x577 bloc avoine

Avena Rhealba® : única.

La Avena Rhealba®, nuestro tesoro cultivado mediante la agricultura ecológica, es el activo vegetal con propiedades dermatológicas reequilibrantes, calmantes y reparadoras, presente en todos nuestros productos.

AVENA RHEALBA®

Volver al principio