?AD_NUTRITION_WOMAN-APPLYING-CREAM-ARMS_LARGE_2021?

Dermatitis atópica: ¿cuáles son los tratamientos?

El tratamiento de la dermatitis atópica o el eccema requiere cuidados hidratantes diarios y constantes (¡una rutina!) para mantener y reforzar la barrera cutánea y evitar los brotes, pero afortunadamente existen tratamientos médicos que se pueden considerar además del cuidado diario de la piel. La cortisona es el tratamiento más conocido (y a menudo el más eficaz), pero puede ser necesaria una combinación de fármacos para calmar los ataques inflamatorios causados por el eccema atópico grave. ¿Qué tratamientos antiinflamatorios existen? ¿Qué tratamientos emolientes deben adoptarse para complementar estos tratamientos médicos? Hacemos un balance para ayudarle a encontrar soluciones. 

  • La aplicación de crema de cortisona (o dermocorticoides) sigue siendo el tratamiento más común y eficaz: es un antiinflamatorio y, por tanto, ayuda a aliviar la inflamación y el picor asociados al eccema. 
     
  • Los dermocorticoides son un medicamento: el médico debe recetar este tratamiento antes de poder utilizarlo. Dependiendo de la edad o de la zona afectada, pueden sugerirse dermocorticoides en forma de crema, pomada, gel o loción.
     
  • Si los dermocorticoides fallan, en casos de eccemas muy extensos, o en las zonas más sensibles como el rostro o los párpados, el médico puede optar por inmunosupresores tópicos o comprimidos (Tacrolimus). Otro tratamiento es la fototerapia (tratamiento con rayos UV). En todos los casos, corresponde al médico determinar el tratamiento más adecuado. 
     
  • La aplicación de dermocorticoides no es suficiente para tratar el eccema atópico a largo plazo: es esencial el cuidado diario con un emoliente para reparar la barrera cutánea.
     
  • Para la limpieza, se recomienda elegir un aceite de ducha adecuado o un gel sin jabón para calmar y prevenir la sequedad, y luego aplicar un emoliente para nutrir la piel en profundidad. 

Tratamiento con cortisona: ¿se puede tomar el sol?

La cortisona, o los dermocorticoides, son el tratamiento estándar para el eccema y proporcionan un alivio rápido de los brotes. Aunque el eccema tiende a remitir en verano debido al efecto de la luz ultravioleta en la piel, también puede ser necesario aplicar dermocorticoides incluso en verano. No se preocupe, ¡es posible! Los dermocorticoides no reaccionan al sol, pero la piel sí, por lo que siempre debe aplicarse protección solar después de aplicar la crema de cortisona. 

  • En la fase de remisión (o entre brotes) es esencial tomar medidas cada día para reducir la sequedad de la piel y reducir el riesgo de inflamación. Para lograrlo, adoptamos una rutina diaria de limpieza suave y cuidado emoliente de la piel (¡y la cumplimos!). 
     
  • Para la ducha o el baño, deben elegirse geles y aceites dermocosméticos formulados especialmente para minimizar el riesgo de reacciones alérgicas (sin jabón, con un pH inferior a 5,5). Tendrán un efecto relipidizante y antiinflamatorio, ideal para preparar y maximizar el efecto de los productos emolientes para la piel. 
     
  • Después de la ducha, aplique un producto emoliente para la piel de su elección (bálsamo, crema, leche, etc.). Consejo: primero calentar el producto entre las manos y luego aplicarlo suavemente con movimientos amplios, sin frotar, sobre la piel todavía ligeramente húmeda. Y si la piel no está lo suficientemente flexible o calmada, no dude en aplicar otra capa.
?AD_WEBSITE_EXPERT-DOSSIER_DERMATO_M-AMBONATI_2021?

Comentarios del experto

No hay que temer a los corticoides aplicados en la piel (dermocorticoides): no tienen los efectos secundarios que a veces se asocian a los corticoides orales. Es importante seguir las recomendaciones del médico en cuanto a la cantidad aplicada, el ritmo de aplicación y la duración del tratamiento

Dr. Marco Ambonati, dermatólogo

EXOMEGA CONTROL

EXOMEGA CONTROL es una gama de cuidados que responde perfectamente a las necesidades de las pieles secas con tendencia al eccema atópico de toda la familia, gracias a su acción antipicor y a sus fórmulas que pueden utilizarse desde el nacimiento.

Volver al principio