AD_WEBSITE_BRAND-PAGE_MP-DP_PLANTULE-GOUTTELETTE_2021

Expertos en plantas: La avena Rhealba®

En A-DERMA se lo debemos todo a la avena. La A de nuestro nombre procede del término francés «avoine», al igual que la excepcional eficacia de nuestros productos.
 

Excepcional y pura, hemos seleccionado la avena Rhealba® entre 26 000 variedades por sus incomparables propiedades dermatológicas. Somos los únicos que la utilizamos. Producida mediante agricultura ecológica, con una cadena de suministro corta en el suroeste de Francia, la avena Rhealba® está infundida en todos nuestros productos y respalda todos nuestros esfuerzos para calmar, reequilibrar y reparar la piel frágil.

La historia de la avena

Hay una preciosa historia que contar entre la piel frágil y la avena.

Al principio, existía la «Avena sativa», la avena común, un cereal de la familia de las poáceas. Su uso se remonta a la antigüedad, cuando se consumía como alimento o pienso y en forma de infusiones medicinales para calmar las inflamaciones. Los romanos iniciaron el primer uso dermocosmético, en forma de baños calmantes para personas con problemas cutáneos. En la Edad Media, se recetaba para la piel irritada como cataplasma calmante.

Desde entonces, se han seguido estudiando sus propiedades y, en el siglo XVII, se incluyó en la farmacopea francesa por sus virtudes reconocidas y documentadas para calmar la piel.

El nacimiento de un activo estrella

La «Avena Sativa», esta Avena Dermatológica inspiró el nombre de la marca A-DERMA y dio origen en 1982 al primer producto de la marca, el Pan limpiador dermatológico con Leche de avena.

Tras 16 años de investigación continua sobre la Avena Sativa, se eligió una de sus 300 especies como la mejor aliada de la piel, por su suavidad y su riqueza en activos: la variedad Rhea, avena blanca pura que A-DERMA denomina Rhealba® y que se convirtió entonces en el activo único y exclusivo, que sigue siendo hoy la firma de la Marca.
Pero la investigación no se detiene ahí. Bajo el liderazgo del Sr. Pierre FABRE, los investigadores exploran nuevos activos, no del grano esta vez, sino de los nuevos brotes de Avena Rhealba®, llenos de vida, en pleno crecimiento, llamados PLÁNTULAS.

Las propiedades de las plántulas de Avena Rhealba® Dermatología, naturalmente

Las plántulas de avena Rhealba® han demostrado ser un tesoro vegetal y dermatológico inestimable.
A lo largo del proceso de investigación, se han revelado moléculas activas con propiedades dermatológicas completamente únicas. El Extracto Vegetal de Plántulas de Avena Rhealba® es rico en saponinas, que reequilibran la piel, y en flavonoides, que tienen propiedades calmantes. Presente en todos nuestros productos, les confiere toda su eficacia para el cuidado de las pieles frágiles.

Eficacia natural
Con total seguridad

Gracias a un sistema de extracción innovador y patentado (pendiente de patente), 
A-DERMA ha podido desarrollar un extracto de plántulas (brotes jóvenes) repleto de estas moléculas activas y libre de proteínas detectables, para evitar riesgos alérgicos al aplicarlo sobre la piel, especialmente para las personas hipersensibles a los cereales. 

Etapa de cosecha
Las plántulas de avena Rhealba® 

Entre las 10 y las 12 semanas de vida, las plántulas de avena Rhealba® están llenas de la mayor dosis de moléculas activas para la piel, las saponinas y los flavonoides reequilibrantes y calmantes.
Es necesario cosecharlas precisamente en este periodo, para captar esta concentración máxima de activos, para aportar el mayor grado de eficacia a los productos A-DERMA, dado que después esta concentración disminuye.
Para estar seguros de que se cosechan en el momento exacto en que las moléculas activas están más concentradas, los agricultores pueden medir la cantidad directamente en las hojas, gracias a una herramienta específica, DUALEX 4.0, desarrollada con la ayuda de los equipos de Pierre Fabre Agronomie.

Calidad constante

Para garantizar la calidad constante del extracto y la concentración de moléculas activas, el extracto de plántulas de avena Rhealba® se somete a pruebas sistemáticas y se valida mediante 27 puntos de control.
Este extraordinario poder vegetal de las plántulas de avena Rhealba® también está vinculado a 3 patentes registradas.

Ciclo de la avena Rhealba®

De la semilla de avena Rhealba® al extracto de plántulas.

La avena Rhealba® se cultiva exclusivamente mediante agricultura ecológica en los campos de Terre d'Avoine, en el suroeste de Francia (Tarn). Se cosecha a mediados de julio y se utiliza como semilla para las plántulas de avena Rhealba®. Somos agricultores que producimos nuestras propias semillas cada año. Garantizamos una perfecta trazabilidad y control de esta fase crucial.
Las plántulas de estos granos contienen la esencia de la planta en ciernes. 
Se cultivan en 50 hectáreas en el suroeste de Francia, con una cadena de suministro corta, y se siembran a finales del invierno. Las semillas solo necesitan unos meses para crecer. En mayo puede comenzar la cosecha, las plántulas tienen entre 10 y 12 semanas de vida y están listas para liberar toda su potencia.
Por hectárea, se cortan, se secan y se transforman en extracto vegetal 15 toneladas de avena fresca en la planta de extracción de Gaillac, en Tarn.

Producción en el suroeste de Francia,
con una cadena de suministro corta

Desde la semilla hasta el producto final, la avena Rhealba® se vende en cadenas de suministro cortas y en el suroeste de Francia: hay varios centros de especialización ubicados en un radio de 50 km en línea recta: Terre d'Avoine, Tierra de Avena, es la cuna de la Avena Rhealba®, donde se cultivan y producen las semillas mediante la agricultura ecológica. Gaillac, un lugar a la vanguardia de la innovación, donde se elaboran los extractos de plantas. Soual, una fábrica con certificación medioambiental ISO 14001, que fabrica productos dermocosméticos A-DERMA.

Semillero interactivo en 3D

Semillero interactivo en 3D

Si quiere bajar a los campos y ver de cerca nuestras plántulas de avena Rhealba®, puede hacerlo aquí.

¡Vamos!
Back to top