?AD_BABY_FIRST-CARE-LAYING-DOWN_LARGE_2021?

Cuidar la piel atópica de bebés y niños

Pica, pica: los niños sienten molestias en la piel y duele verlos sufrir. La piel de los bebés es naturalmente frágil (y esto es bastante normal), menos capaz de defenderse de todo tipo de agresores, sin embargo, la piel de los bebés con atopia es aún más reactiva: se enrojece, pica, se cubre de manchas rojas o incluso de costras. ¿Qué crema debe utilizar para calmar la dermatitis atópica de su hijo o bebé? ¿Qué debe evitar hacer y qué buenos hábitos debe adoptar para ayudarles a sentirse mejor? Aquí tiene todos nuestros consejos para aliviar la piel atópica de los niños cada día.

  • Lavar, pero con suavidad. No hay que utilizar productos que hagan mucha espuma: optar por geles espumosos especiales para bebés, aceites o geles 2 en 1.
     
  • Realizar duchas o baños cortos (no más de 5 minutos) porque el agua dura reseca la piel, y asegurarse de que el agua no está demasiado caliente (35 °C como máximo) porque el calor puede reactivar la inflamación.
     
  • Aclarar bien el limpiador con agua limpia y secar con toquecitos, sin frotar.
     
  • Optar por toallas de baño suaves, lavadas con un detergente hipoalergénico, sin suavizante y secadas en la secadora si es posible.
     
  • Nota: si dispone de tiempo, un baño por la mañana puede refrescar y calmar al bebé después de una noche de sueño difícil en caso de picores.
     
  • Aplicar una crema emoliente adecuada para la piel atópica una o dos veces al día, o en los cambios de pañal. Lo ideal es aplicarla también poco después del baño o la ducha para mantener la piel lo más hidratada posible.
     
  • Para evitar arañazos o lesiones en la piel, córtese las uñas frecuentemente con unas tijeras adecuadas.

¿Por qué debo utilizar secadora si tengo piel atópica?

La ropa secada a máquina es más suave y flexible que la secada al aire, lo que resulta más cómodo para las pieles frágiles y evita tener que utilizar suavizantes (que suelen contener fragancias y son, por tanto, alergénicos). Además, en primavera y otoño, hay muchos alérgenos en el aire que pueden depositarse en la ropa (y luego en la piel de los niños) si se seca al aire libre. Limitar el contacto con los alérgenos es esencial para proteger la piel atópica y evitar los brotes.

  • Elija siempre un producto hipoalergénico para el cuidado de la piel: la piel atópica es una piel alérgica. Se requiere una fórmula específica para minimizar el riesgo de reacciones alérgicas.
     
  • Relipidizante y antiinflamatoria: la piel atópica es siempre muy seca e inflamatoria, por lo que es importante utilizar un producto con acción relipidizante y antiinflamatoria tras la ducha para preparar, maximizar y completar la acción de los productos emolientes aplicados posteriormente.
     
  • Respetar el pH de la piel: los productos limpiadores deben tener un pH ácido (ligeramente inferior a 5,5) para reducir el pH de la piel atópica. Se recomienda utilizar productos sin jabón.
     
  • Elija una crema, un bálsamo o una leche emoliente en función de su textura preferida o la de su hijo: la textura de las cremas o bálsamos es untuosa, confortable e ideal para las pieles más secas; la de las leches es más fresca y ligera y más adecuada para la sequedad moderada.
?AD_WEBSITE_EXPERT-DOSSIER_DERMATO_M-AMBONATI_2021?

Comentarios del experto

Se recomienda aprovechar el momento de aplicar el emoliente en la piel de los pequeños para crear un momento de relajación. Esto tendrá un efecto calmante muy beneficioso. Lo mejor es asegurarse de que el niño está cómodo (¡y el cuidador también!) y de que la temperatura de la habitación sea agradable. Y cuando se aplique el tratamiento, masajear todo el cuerpo con movimientos amplios para relajarlos. También se puede terminar con un masaje de pies para conseguir un efecto relajante intenso.

Dr. Marco Ambonati, dermatólogo

?AD_WEBSITE_PICTO_BLOC-PUSH-ARTICLE_2021?

Más información

Otros consejos para la piel atópica
 

AD_TAV_Terre d-Avoine_01012020

EXOMEGA CONTROL

EXOMEGA CONTROL es una gama de cuidados que responde perfectamente a las necesidades de las pieles secas con tendencia al eccema atópico de toda la familia, gracias a su acción antipicor y a sus fórmulas que pueden utilizarse desde el nacimiento. 

Cuidado de la piel atópica

EXOMEGA CONTROL
Back to top