?AD_NUTRITION_WOMAN-APPLYING-CREAM-LEGS_LARGE_2021?

Calmar la dermatitis atópica en el cuerpo

La dermatitis atópica en el cuerpo (el suyo o el de su hijo) puede desarrollarse en cualquier parte, pero especialmente en las zonas con pliegues (axilas, codos, rodillas). Para calmar y reparar la piel y prevenir futuros brotes, es necesario tratar la piel (con tratamientos prescritos por su médico en la fase de brote, a menudo dermocorticoides) y adoptar una rutina diaria que combine la higiene y los productos emolientes adecuados para el cuidado de la piel. Consejos a tener en cuenta para conseguirlo.

  • Manchas rojas de contorno irregular (supurantes en los niños, más secas en los adultos) y sequedad severa (o xerosis) de la piel.
     
  • Picor intenso, hasta el punto de afectar a la calidad de vida y al sueño.
     
  • Zonas afectadas en recién nacidos y lactantes: rostro (mejillas, zonas subauricular y retroauricular), cuello y extremidades. El torso puede verse afectado.
     
  • Zonas afectadas en los niños: en los pliegues (cuello, codos, rodillas) y en las extremidades (manos, muñecas, tobillos).
     
  • Zonas afectadas en adultos: pliegues de flexión, muñecas, tobillos y párpados. La parte superior del torso y los hombros también pueden verse afectados

¿A quiénes afecta más el eccema atópico?

La dermatitis atópica afecta principalmente a los bebés y a los niños, pero a veces persiste en la edad adulta. En la actualidad, 1 de cada 10 niños está afectado* y, en estos casos, los síntomas comienzan en el 45 % de los casos durante los primeros seis meses de vida**. La mayoría de las dermatitis

  • El secreto para calmar la piel atópica es la regularidad. Seguir el tratamiento médico para el eccema y aplicar productos de cuidado emolientes garantiza una mejora visible de la dermatitis atópica.
     
  • Si se encuentra en la fase de brote, visite a un médico para que le recete un tratamiento adecuado. Esto calmará la piel y reducirá el picor. 
     
  • Además, hay que calmar la piel con la aplicación diaria de un producto limpiador (baño, ducha) y una crema emoliente. 
     
  • En la fase de remisión: seguir utilizando un limpiador emoliente adecuado y aplicar una crema emoliente en el cuerpo todos los días para reforzar la barrera cutánea. Esto reduce el picor de la piel seca y, por tanto, la necesidad de medicación y la frecuencia de los brotes. 
?AD_WEBSITE_EXPERT-DOSSIER_DERMATO_M-AMBONATI_2021?

Comentarios del experto

Combinando un limpiador emoliente adecuado en la ducha con una crema emoliente todos los días, se pueden calmar y espaciar los brotes: este esfuerzo marca la diferencia.

Dr. Marco Ambonati, dermatólogo

  • El alivio y la reparación de la piel atópica comienzan en la ducha: elegir un limpiador ultrasuave sin jabón que respete el pH de la piel. Ducharse con agua tibia (unos 35 °C).
     
  • Limitar la ducha a 5 minutos.
     
  • Secar la piel dando suaves toques, sin frotar.
     
  • Aplicar un producto emoliente para el cuidado de la piel una o dos veces al día en las zonas secas del cuerpo: una textura de crema o bálsamo es suave y confortable, una textura lechosa es más fresca y ligera (a menudo preferida por hombres y niños).
     
  • Para aplicarlo, hay que calentar el producto entre las manos y luego extenderlo por todo el cuerpo, haciendo que se absorba en la piel con movimientos suaves y amplios. La fórmula más fluida en spray se aplica directamente sobre el cuerpo.

?AD_WEBSITE_PICTO_BLOC-PUSH-ARTICLE_2021?

Más información

Descubra todos nuestros consejos para vivir mejor con piel atópica
 

Back to top