?AD_ATOPIE_WOMAN-SCRATCHING-ELBOW_LARGE_2021?
Contenido

Pica: ¿es eccema o psoriasis?

Nota manchas rojas o pequeñas burbujas de agua en la superficie de la piel, siente hormigueo y picor: ¡es hora de aliviarlo! Pero con síntomas como estos, ¿se trata de un brote de eccema o de psoriasis? A menudo es fácil confundirlos y, para no cometer errores, hay que consultar a un médico. Mientras tanto, le ofrecemos algunos consejos para diferenciarlos y, así, aliviarlos mejor.

Eccema de contacto y psoriasis:
¿cómo distinguirlos?

El eccema de contacto y la psoriasis son similares: los mismos síntomas a primera vista, el mismo carácter «no contagioso»... Entonces, ¿cómo se pueden diferenciar? Si se trata de un eccema de contacto, se observan manchas rojas difusas con pequeñas ampollas y supuración. Si se trata de psoriasis, las manchas rojas están bien definidas, son gruesas y están cubiertas de escamas (escamas blancas en la superficie de la piel) y se localizan en la parte baja de la espalda, el cuero cabelludo, los codos y las rodillas. La psoriasis también puede afectar a las uñas y a las articulaciones.

Mi psoriasis apareció al comienzo del curso escolar, en septiembre, que fue una época muy estresante para mí... Pensé que era un eccema porque las manchas eran muy parecidas. Pero mi médico de cabecera identificó rápidamente la psoriasis. Con el tratamiento, los síntomas tardaron unas semanas en remitir.

Clara, 48 años.

La psoriasis:
¿cuáles son las causas y los desencadenantes?

La psoriasis está causada por una predisposición genética, es decir, usted o sus hijos suelen heredarla. Las placas de psoriasis están causadas por la renovación excesiva y acelerada de la capa más externa de la piel, la epidermis. Se produce con mayor frecuencia en la adolescencia o en adultos después de los 30 años. Los brotes de psoriasis suelen estar causados por factores desencadenantes como la fatiga, el estrés, el malestar emocional, la irritación de la piel o el consumo excesivo de tabaco o alcohol.

La psoriasis:
¿cómo se trata?

No existe una cura completa para la psoriasis. La solución consiste principalmente en mejorar la calidad de vida del paciente. Sin embargo, los dermocorticoides tópicos proporcionan alivio y permiten que la enfermedad entre en remisión. Los profesionales los combinan cada vez más con sesiones de rayos UV, fototerapia o láser. En todos los casos, incluso fuera de la fase de brote, lo importante es cuidarse: el estrés es un factor desencadenante o agravante. También debe tratar de calmar la piel, utilizando emolientes para reducir la sequedad cutánea y la formación de escamas... y hacer su vida más cómoda. 

Back to top