?AD_PAINFUL-SKIN_WOMAN-HAND-SHOULDER_LARGE_2021?
Contenido

Cuidar la piel atópica

Cuidar la piel atópica de adultos y niños puede ayudar a calmar, prevenir e incluso espaciar los brotes. Por ello, es importante adoptar las medidas adecuadas cada día y, sobre todo, a largo plazo. ¿El objetivo? Aliviar el picor, calmar la inflamación y ayudar a la piel a protegerse mejor. Hacemos un balance de los tratamientos y le asesoramos para ayudarle.

Cuidar la piel atópica
en la fase de brote

La dermatitis atópica evoluciona entre fases agudas (brotes) y fases de remisión o descanso. Cada fase tiene su propio tratamiento: durante los brotes, su médico le recetará un tratamiento médico, como los dermocorticoides, que se aplicará sobre las lesiones (manchas rojas) exclusivamente, una vez al día. Este tratamiento debe combinarse con la aplicación diaria de productos emolientes para el cuidado de la piel en todo el cuerpo para rehidratar la piel, reforzar la barrera cutánea y calmar las molestias experimentadas durante los brotes.

Cuidar la piel atópica
en fase de remisión

Entre brotes, es decir, en la fase de remisión, es muy importante seguir aplicando un emoliente una vez al día. Este tratamiento ayuda a que la piel esté mejor protegida por una barrera cutánea más resistente (y por tanto más protectora). Esto ayuda a espaciar los brotes y evitar la necesidad de demasiados tratamientos médicos. 

Con el tiempo, he desarrollado una rutina para cuidar mi piel atópica, utilizando un jabón adecuado y aplicando un emoliente una vez al día, ¡pase lo que pase! He comprobado que está más fuerte y resistente. Los brotes son menos frecuentes.

Lola, 35 años

Dermatitis atópica:
¿cuáles son los diferentes tratamientos?

Si ha acudido al médico y ha determinado que tiene dermatitis atópica, es posible que le haya recetado dermocorticoides «tópicos», es decir, para aplicar localmente en la piel. Estos medicamentos genéricos ayudan a calmar el enrojecimiento y el picor. Además, la aplicación de un producto emoliente para el cuidado de la piel y la elección de productos limpiadores adecuados son esenciales para posponer el siguiente brote. 

Tratamientos para el eccema

Todos nuestros consejos
para calmar el picor

Incluso si no se soporta la necesidad de rascarse, es mejor evitarlo: rascarse, aunque puede proporcionar un alivio inmediato, puede aumentar posteriormente el picor. Entonces, ¿qué se puede hacer para aliviar el picor y resistir las ganas de rascarse? Descubra aquí todos nuestros consejos.

Dermatitis atópica: aliviar el picor

Dermatitis atópica
y deporte

Tener piel atópica puede desaconsejar la práctica de actividades deportivas, ya que el sol, el frío o la transpiración pueden agravar los síntomas. Sin embargo, si se adoptan las medidas preventivas adecuadas, se puede disfrutar de todos sus beneficios y sentirse mucho mejor. ¡Consulte todos nuestros consejos!

Eccema atópico y deporte: los hábitos adecuados que deben adoptarse

Dermatitis atópica
y sol

Aunque la luz ultravioleta (en pequeñas dosis) tiene un efecto antiinflamatorio que reduce los síntomas del eccema, el sudor o el agua salada pueden desencadenar reacciones y picores. Descubra nuestra ficha práctica para aprender los pasos correctos para pasar un verano sin rascarse. 

Dermatitis atópica y sol: cómo protegerse

Dermatitis atópica:
nuestros consejos para las noches

El eccema atópico suele dificultar las noches porque el picor y el rascado suelen ser más intensos. Entre el calor de la cama y la transpiración, y el hecho de que obviamente estamos menos ocupados que durante el día, hay muchas posibilidades de que tengamos más ganas de rascarnos. ¡Descubra nuestros consejos para no rascarse por la noche!

Eccema atópico: consejos para dormir mejor

Back to top